SEMIOTICA DE UNA SUDADERA SIN CALZONCILLOS EN CICLOVIA


Si hay gente que yo admiro es esa que aprovecha un Domingo o un Festivo para levantarse de un salto de la cama, sin importar que madruga toda la semana para ir a trabajar o a estudiar. 

Esa gente maravillosa, linda, activa y siempre sonriente que no le importan salir a la calle con camiseta que promociona una marca de pinturas, un político ya quemado o también un equipo que está en la C. 

Gente valiente, esas mujeres berracas que anteponen la misa o ir a mercar para ponerse una lycra transparente sobre una pantaleta "atrapapeos" o ese tipo que es  tan libre y tan de mente abierta que se pone solo una sudadera y nada debajo un Domingo o un Festivo

Esta gente que es de admirar es lo que madrugan a ciclovía

De verdad yo a esa gente la admiro.

No solo por la madrugada tan brutal que se pueden pegar para cumplirle una cita con su cuerpo y la ciudad o por ese sentido de la estética que tienen algunos para salir a la calle. Sino por esa evolución de pensamiento que tienen algunas personas para darle a el oufit de Domingo  no solo un beneficio sino también una utilidad.

Quien de ustedes no ha visto un tipo que en vez de agua, en su maleta o quizás un desayuno lleva un equipo de sonido a todo volumen escuchando salsa? Eso es pensar en el prójimo claro si usted no esta enguayabado o quiere escuchar guayacán sobrio a pleno rayo del sol a las 10 de la mañana

 O que me dice usted de esa niña que decide cubrirse del frío con grueso saco que ata a su cintura con el único objetivo de conservar el calor de sus caderas, porque como diría Shakira, las caderas no mienten. Eso sí ella también es valiente porque no le importa que se le congele el resto del cuerpo porque ande en un mini top y cachetero que no deja nada a la imaginación eso también es pensar en el prójimo dígame si no. 

Es más esta niña tiene claro que cacheti colorada no se ve guapa así que camina despacito "antes muerta que sencilla", y anda maquillada como para unos quince años con balaca incluida para que no se le peguen los pelos en la frente del sudor.

A mi de la ciclovía me enternece ver el amor de que le tenemos a nuestras mascotas sobre todo el ejemplo que dan esos machos recios, que no les queda cuello de tanto ejercicio que hacen. Que por lo general tienen cara de pocos amigos, abdomen de lavadero y usted esta seguro que podría voltear con un brazo un carro de bomberos. Ellos son un gran ejemplo porque se ven insuperables paseando por mitad de la calle a su mascota. Que por lo general es una rata blanquita que dicen que es perro, de patas flacas, ladrido patético y que se llama Emiliano. 

El amor hace parte de la ciclovía. Muchas parejas se ponen cita para caminar juntos y conversar mientras hacen un poco de ejercicio en la mañana. A pesar de las altas posibilidades que él se desmaye a las dos cuadras por la borrachera que se pegó la noche anterior. No importa todo sea por amor. Es mejor que su novia piense que es todo un semental de tobillos delicados y no un enguayabado mal, de esos que también se cuelan en la ciclovía. 

Si, por que peor que una persona sin ropa interior trotando en ciclovía o vestida de piñata es ese que salió al amanecer prendido, compro una botella de agua y la boto. Luego empacó el cuncho que le quedo de trago y salió con otro amigo con lente oscuro y un tufo de mil demonios. A esas personas yo las miro con mucho pesar (Porque yo he sido uno de ellos) uno piensa: Les robaron las llaves  y no puede entrara a la casa, ahora el té lo envasan botellas de agua, tienen cargo de conciencia por todo lo que hartaron, son Colombianos y si lo son vestidos de gabán lente oscuro y con cara de trauma será que van a matar a alguien. Son cosas que uno se pregunta casual

También uno se pregunta cosas como porque hay gente que madruga a trotar, y se preocupa tanto por su salud, tanto que va fajada hasta el dedo gordo, sudando como regadera. Está desayunando 4 empanadas con picante y gaseosa. Yo es no lo entiendo.

Tampoco  el misterio del jugo de naranja de ciclovía. Usted con ese sol picante, luego de trotar tres cuadras. No razona que el zumo de tres insípidas naranjas han triplicado su valor y puede llegar a pagar hasta cinco mil pesos si se puso creativo y pidió que le pusieran zanahoria para ver si el betacaroteno le hace efecto en tres horas y coge ese bronceado canelitHollywood que tanto le hace falta.

Y bueno si hablamos de sol, no faltará nunca esa madre precavida que empastela a su hijo con bloqueador hasta dejarlo como un mimo para que no se queme. Y de paso le hace lo mismo a ese esposo que anda con la camisa amarilla sudada que le queda forrada de la selección Colombia, la sudadera azul que le queda cortica y que deja ver sus elegantes tobillos cubiertos por una media blanca que contrastan con unos tenis negros. Sin contar con una muy útil maleta roja donde guarda un refrigerio. 

A mi al ver gente asi me da mucha admiración un Domingo o festivo. Sobre todo cuando lo veo a la cara y todo sudando y con la piel blanca de tanto bloqueador. Gente que me transporta y me hace sentir yo no estoy en ciclovías sino en el carnaval de barranquilla y esa no es una familia. es una comparsa

Usted que tipo de gente es, de la que madruga a ciclovía. O de la que no sabía que los domingos y festivos hay ciclovía?

Good Luck
Matt

2 comentarios:

  1. Yo definitivamente soy de los que No tiene ni idea que habían ciclovias los domingos, es más... aparte de ir vestido demasiado pintoresco como lo describes, que se haya en esa tal ciclovia? Si hay comida puede que algún día vaya, pero lo que sí tengo seguro es que madrugar un domingo y lunes festivo es pecado, excepto si se madruga para ir de viaje o de paseo.

    ResponderEliminar
  2. Esa es nuestra idiosincrasia capitalina

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.